Chibola se estira en mi sillón calata para que la cachemos todos en fila y es mi turno

0 views

Esta jermita aceptó ser la puta del grupo y hoy nos la cachamos en un sillón amarillo entre todos. Primero el maestro cachero le puso a mamar pinga pelada hasta que quedó satisfecha. Su concha mojada pedía a gritos que la cacharan y se hizo dar bien rico por la vagina. Mira como le besan las tetas y le revientan el ojete en el rico chuculún.