Venezolana nalgona prefiere que se lo metan por el tarro

0 views

Están dos machucantes sobre el sofá de la sala, se besan, se tocan, comienzan a excitarse, cuando ya  están bien pindingas se van al cuarto, y se ponen completamente calatos,  el machucante abre las piernas de su pucha para sobarle la panocha,  meterle  los dedos abrirla bien y pasarle  la lengua por todos lados.

Cambian deposición él le agarra una pierna para levantarla bien arriba y con la otra le aprieta una  teta, pone a su pucha de ladito sobre la cama, así siguen cancheando metiéndole el pájaro bien duro por el culo.