Ella misma se dá duro en la panocha

0 views

Con las tetas afuera y la falda arriba de la cintura está una pucha bien pindinga porque un machucante le puso la pantaleta hacia un lado para tocarle la panocha, se la abre para meterle los dedos, se la chupa metiéndole la lengua hasta lo profundo.
El hombre no se desviste está gozando saboreando a su hembra, le acaricia la panocha, le dice que está muy caliente y húmeda, sigue solo tocándola haciendo que su pucha se excite, por lo que ella misma comienza a darse y provocarse para seguir con el canchis.