Chiquita pero cumplidora

0 views

Ya la pucha está arrodillada frente a su machucante con el pájaro en la mano para batirlo  y metérselo en la boca, lo chupa y  le pasa la lengua, él la levanta para montarla en la cama de rodillas, y penetrarla desde atrás, se ponen tan pindingas que  inmediatamente cambian de posición.

Vuelve la pucha a meterse el pájaro en la boca, ahora se monta encima para metérselo bien adentro en la panocha porque el machucante levanta las piernas y le hace presión para  que ella se de con fuerza, hacia arriba y hacia abajo