No tengo como pagar, así que dejo que el vendedor me penetre

0 views

Estaba una sucia putica, pidiendo comida dentro de un local, cuando se da cuenta, que realmente no posee el suficiente dinero para cancelar el servicio.

Le dice al vendedor, que puede jugar con ella, de las maneras que el desee, teniendo un sabroso encuentro sexual, dentro de la cocina, mientras la putica complace al joven de distintas maneras.