La madre de las mamadas

0 views

Cómodamente sentada se encuentra esta pucha bien calata mamándole el pájaro a su machucante, se lo envuelve en su mano para metérselo y sacárselo de  la boca, le pasa la lengua desde las pelotas hasta la punta para chuparlo duro y metérselo  hasta la  garganta.

Esta es la madre de las mamadas no para de chupar, ahora su machucante se la lleva hasta la cama para abrirle bien las piernas y poder penetrarla duro por la panocha, entra y sale de ella, los dos  está gozando  siguen con el canchis, entre mamada  y mamada