A la gordita le gusta mamar la verga y el machete arrecho la pone de rodillas para cogérsela por el culo

0 views

Con una pinga bien gruesa en la boca se encuentra ésta mujer de rodillas sobre la cama mamando tan rico que hace que el machete se le vayan las piernas y se acueste para seguir gozando.
El macho arrecho la voltea para ponerla de rodillas y comienza a meterle la verga agarrando a la gordita por la cintura para empujarse duro hacia adentro, así siguen tirando con la germa abierta y el macho dándole duro por la concha, el hombre bañado en sudor, la hembra agarrándose las tetas para esperar que le caiga la leche.