Dos desconocidos que terminan cogiendo rico por el chiquito

0 views

Estos dos desconocidos se encuentran caminando por la calle y alguien les propone ir al jato a cachar, ellos aceptan comienzan a darse chapes y a ponerse calatos, metiéndose mano por todas partes.
La germa baja los pantalones del machete, agarra la pinga para metérsela en la boca y darle una rica mamada, suben a la cama, se ponen cómodos y la hembra sigue mamando, le pasa la lengua desde el tronco hasta la punta, provocando que el macho la empuje por la cabeza para que entre y salga la pinga duro y con rapidez.