El churro mama el diminuto pene de su germa para después cogerla duro por el chiquito

0 views

Ésta hembra casi calata tiene un diminuto pene en su concha, el churro goza mamándolo y metiendo los dedos; haciendo que su hembra se sienta cómoda durante el cachis, con la pinga erecta se mueve hasta la boca de la germa metiéndole la pinga hasta la garganta para el también goza de una rica mamada.
La hembra se levanta poniéndose en cuatro piernas sobre el sofá y el churro empujándose duro hacia adelante para hacerla gritar, así siguen cogiendo con el cuerazo encima de la verga y el macho agarrándola por la cintura para metérsela más adentro.