El machete le pone hace un amarre en el cuello para meterle la pinga hasta la garganta y que ella sufra mientras el goce

0 views

Éste cuerazo acostada en la cama se sube el vestido muy sensualmente para que su machete se ponga cachondo y comiencen a cachar, el macho rápidamente se acerca para colocarle unos amarres en el cuello y un aparato en la boca que hará que la tenga todo el tiempo abierta.
El hombre le mete la verga en la boca, agarrándola del amarre, ella no puede respirar, llora desesperada, se ahoga, la saliva se le sale de la boca, así sigue el machete agarrando la pinga y llevándosela a la boca para él gozar su mamada.