Excita a su machete llevándose ella misma las tetas hasta la boca para pasarles la lengua

0 views

Sentada cómodamente en la cama y muy sonriente se encuentra éste germa gordita esperando a que su machete la ponga calata y comience a cogérsela, ella toma el control metiéndole la mano en el pantalón para sacar la pinga y disfrutarla.
Las tetas del cuerazo son tan grandes que ella misma puede pasarse la lengua, el churro solo la observa saboreándose, hasta que arrecho la pone en cuatro piernas y le da una mamada de concha, así siguen cogiendo con la hembra mamando y el tipo metiéndole los dedos duro en el chiquito.