Le dan tan duro por el culo que tiene que morderse los labios para no gritar

0 views

Éste cuerazo muy tímida está sobre el sofá con las piernas cruzadas mientras la convencen de ponerse calata y cachar con un churro, la germa comienza a hacer ejercicios, cuando llega el machete, se ponen calatos, se arrodilla frente a él y se mete la pinga profunda hasta la garganta.
El tipo arrecho la voltea la pone en cuatro piernas para cogérsela por la concha, la hace gozar, grita pero quiere más, así siguen cachando con la germa bien abierta, mordiéndose los labios y el machete metiéndole la pinga duro y rápido.