Madre mamadora de verga le pide a su hija que la ayude

0 views

Con el machete bien cómodo en la cama se encuentra éste cuerazo mamando las pelotas y llevándose la pinga hasta la garganta, agarra la verga con una mano mientras la mama jalándola rápido para ponerla más dura.
Parece que no resulta y éste cuerazo pide ayuda a otra germa para que la ayude a calentarla, la otra hembra se acerca, la que ya estaba mamando la agarra por la cabeza para que se meta profundo la verga, ambas mujeres se ponen calatas dejando ver sus tetas, y así siguen mamando las dos al mismo tiempo, haciendo que la pinga se ponga caliente y lista para cachar.