Hermanastra latina quiere polla.

0 views

Siempre he querido follarme a mi hermanastra de que la conocí, a ambos nos afectó la separación de nuestros padres principales y luego de hablar y congeniar un rato ella saltó encima de mí.
Me baja los pantalones y comienza a lamerme la polla. En un principio podía evitarlo, pero luego de que ella lo hiciera tan bien no pude resistirlo y me la follé completa en todas las posiciones posibles.
Primero en la del misionero, luego en cuatro. Lo único que podía hacer era disfrutarlo.
Luego ella me pone su vagina en la cara y comienzo a jugar con ella para hacerla acabar. Para mi sorpresa se vino como fuente.