Se la cogen cuatro negros porque su esposo así se lo pide

0 views

Bien calata pero sin quitarse las pantimedias y los tacones tienen a éste cuerazo de rodillas y con el culo hacia arriba mientras le dan duro por la concha, éste machete casi levantado en la cama le da tan fuerte que la hace gritar y pedir más.
Éste par sigue dándole duro al cacheo pero reciben una visita inesperada, cuatro churros negros más, que ponen a la jerma de rodillas a mamar cada una de las pingas, la agarran por la cabeza llevándola a cada verga, para seguir haciendo turno cada macho y cogérsela rápido y rico.