Se relaja cuando le meten el dedo en la concha y goza empujándose hacia atrás cuando le meten la verga

0 views

De ladito haciéndose la dormida se encuentra éste cuerazo de grandes nalgas con un machete metiendo y sacando su dedo de la concha, con la otra mano le aprieta las tetas y la hace gemir de placer.
El churro bien caliente comienza a meter la verga en la concha de su hembra empujándosela para que siga gozando y así siguen cogiendo con la hembra doblada agarrándose las nalgas para que el culo quede bien abierto y el churro pueda cogerla duro por la concha.