A mi culito de Villa el Salvador le gusta que le meta mi pichulaza por la concha

0 views

En silencio nomá le gusta a mi culito que se la ensarte. Yo no le tengo que decir nada, ella tampo gime ni nada. Disfrutamos del rico chuculún despacito, yo ensartándole mis veinte centímetros y ella me ofrece en bandeja su concha peladita y su ojete bien delicioso. Me dan ganas de lechearme en su vagina y en su ano, pero a ella le gusta que lo haga en sus nalgas. Está bien rica esta pendeja csm.