Chica que vende pizza en la calle se deja ensartar por el culo y la concha en chuculún

0 views

Rico chuculún con la tía que vende pizzas en la esquina de mi barrio. Le compré una y luego le mostré mi chorizo. La ramera se antojó de inmediato y fuimos a un telo a que le metiera mi pichula. Se dejaba meter pinga en el ano y en la vagina una y otra vez. Gemía como chibolita, bien rico. Vengan a comer pizza a Breña, que de seguro también les fa el rabo facilito.