Cusqueñita no aguanta que la penetren

0 views

Mi nueva amiguita cusqueña me dijo para ir a comer y luego ir al hotel. Cuando estuvimos en la cama ella no imaginó que la iba a penetrar bien duro y no aguantó. Tenía tanto placer que no lo aguantó y empezó a gemir rico mientras yo le culeaba por la vagina. Tenía muchas ganas de venirme pero le hice gozar por mucho más tiempo.