Mi sobrino quería cachar chuchas para ya no ser pajero y me ofrecí a probarle la pichula

0 views

Mi sobrino se pajeaba en su casa, en mi casa, en el internet. Me dejaba el baño con leche y me cansé. Le ofrecí mi vagina para que pruebe una chucha y qué bien me hizo el chuculún el desgraciado. Me dejó con la panocha bien cepilladita y suave. Se vino al final en mi cara y dejó de ser un virgen huevón. Rica pichula de jovencito con semen blanquito en mi concha hambrienta.