No me alcanzó para pagar el taxi y decidí pagarle con mi poto caliente de Chaclacayo

0 views

Me fui a mi casa con mis bultos en taxi y no me alcanzaba para el taxi, entonces le propuse al cholo que si me podía dar bien duro en el ojete a cambio de la carrera. Al rato estuvimos en mi colchón los dos. Tenía una pichula deliciosa, me hizo cabalgarla y sentirla con mi vagina mojadita. Poco a poco me fui quitando las ropas para quedar calatita y cachar. Exquisito.