De rodillas con el pájaro hasta la garganta

0 views

Esta pusha le pone pindinga el pájaro de su macho, le encanta mamarlo y besarlo, lo saborea cada vez más y se lo goza, mientras más tiempo tenga ese pájaro en su boca para ella es mejor, el tipo gime porque la pusha usa su boca como una mamadora experta, lo moja bien rico.

En eso se van a un sitio más cómodo así él le toca las tetas, le quita la toalla y comienza a chuparlas, la besa y le mete el dedo bien rico hasta ponerse más arrechos y ella bien mojadita gemir es inevitable para esa pusha.