Se pintó el cabello y tanga rosada para que le meta pinga

0 views

Me pedía todos los días que me la cachara pero le dije que no porque era fea. Así que se puso más tetas, el cabello rubio y la tanga que le regalé para que anoche me la cogiera duro. Nunca probó mis dedos duros en su conchita, y ya ven que le gustó mucho a la pendeja. Gozó bien rico de meterle uno y dos dedos y luego de meterle el pene hasta el fondo.