Tomamos en fiesta chicha y nos calentamos, por eso subimos a cachar al cuarto de la administradora

0 views

Nos fuimos a tomar unas chelitas después del fulbito y se nos unieron dos flaquitas bien ricotonas. Me puse a tomar con una de elllas y ya para el tercer vaso me empezó a pedir pinga. Subimos al cuarto de la administradora para un rapidín y allí le metí toda mi pinga sin piedad. Estaba bien rica la cholita y lo mejor es que gritaba y gemía justo como me gusta.