A ésta pucha inocente no le importa el dolor,quiere más y lo disfruta

0 views

Ésta pucha está bien calata con su machucante listo para penetrarla, sonríe porque está avergonzada, se pone una almohada en la cara, a su macho no le importa él sigue metiéndole la pinga una y otra vez, agarrándole las piernas para abrirle mucho la concha y poder cogerla.
Ya la chica se descubre la cara, tiene una sonrisa de oreja a oreja, está gozando con el canchis, deja que su macho haga lo que quiera con ella, dice que le duele pero pide más porque su dolor es rico y la hace sonreír.