Cogen sin parar tratando de que la mujer que está dormida a un lado no se despierte

0 views

Ya doblada en la cama donde hay otra mujer plácidamente dormida, se encuentra éste cuerazo rubio con un machete dándole duro por la concha, la germa solo puede voltear los ojos, el churro la agarra de los hombros para empujarle duro la verga sin moverse muy fuerte porque despiertan a la bella durmiente.
El macho le pide cambiar de posición, el acostado y ella sentada encima de la verga, la que duerme se mueve un poco ellos paran pero sin dejar de tocarse y así siguen cogiendo poniéndose de ladito para que el macho siga dándole duro por la concha.