Su pareja llega mientras ella le mama la verga al vendedor no le queda de otra que unirse a la fiesta

0 views

Éste cuerazo se pone frente al espejo para que ajustar su ropa y verse sexy porque espera a su machete que quiere cachar, tocan a la puerta pero es un vendedor quien llega, la germa comienza a ponerse calata y el churro aprovecha para apretar las nalgas y las tetas.
El cuerazo se pone de rodillas agarra la pinga para metérsela en la boca y darle una rica mamada hasta llevársela a la garganta, así siguen cogiendo rico con el macho que la germa esperaba uniéndose a la acción sentado en el sofá dejándose mamar la verga mientras el otro se coge a la hembra por el chiquito.