Tenía mucho frío y le dije para cogerle el poto en hotel de Cusco

0 views

Después de ir a chupar, mi amiga me dijo que tenía frío y que quería verga. La llevé a un hotel de quince lucas de Cusco y le calenté las tetas y la concha con mi pinga bien dura. Mira cómo le reviento el ojete a esta cholita. Se revuelca de placer pensando en que su macho chancador le está dando el mejor tire. De seguro que me pide más pinga el siguiente fin de semana.