El churro la coge suavemente y ella con la mirada implora que le de más duro

0 views

Completamente calatos y dándose apasionados chapes se encuentra éste machete sobre su hembra con las piernas abiertas, el churro la toma de la mano y hace que se ponga de espaldas para meterle la pinga y hacerla gozar con una suave cogida.
El cuerazo solo suspira y muerde sus labios mientras mira a su amante quien saca y mete la verga poco a poco para que ella disfrute, así siguen cogiendo en un suave ritmo de placer con la hembra agarrándose las nalgas para abrirse más la concha rogando con su gesto que le den más duro con la verga