El machete le empuja la pinga duro hasta la garganta sin dejar de ser cariñoso con ella

0 views

Llega éste cuerazo muy sonriente al jato de un machete que quiere cachar, la germa se pone de rodillas saca la verga del pantalón y comienza a mamarla empujándosela duro hasta la garganta, mientras el machete muy cariñoso la agarra del cabello haciéndola sonreír y disfrutar lo que hace.
Bien cachonda la germa se sienta abierta sobre el sofá sigue jalándola tripa del churro con la boca, éste mete sus dedos en la concha preparándola para cogerla poniendo una pierna sobre el hombro, así siguen cachando con la hembra doblada en cuatro piernas llevando verga por el culo.