Ella quiere comer huevos revueltos pero el solo quiere que le mamen la verga

0 views

Un cuerazo casi calata intenta prepararse el desayuno y llega su machete para provocarla y cachar, comienza apretándole las tetas, ya caliente la germa se pone de rodillas frente a la verga, la agarra con una mano y le pasa la lengua desde el tronco hasta la punta haciendo que se ponga más caliente.
La germa disfruta lo que hace mira a su macho a los ojos para que goce mientras ella escupe en la pinga y sigue mamando, le da chapes en las pelotas, se la empuja hasta la garganta y así sigue haciendo gozar al churro con una buena mamada.