No aguanto más y le mamo la verga al masajista que terminó cogiéndosela en la mesa

0 views

Ésta gordita está recibiendo un masaje que la tiene muy relajada y excitada, se mete los dedos a la boca en señal que quiere más que un masajes, el churro se le pone por delante y la germa sin pensarlo mucho le saca la pinga y comienza a darle una rica mamada.
El churro arrecho la voltea le abre las piernas para meterla la verga rápido y duro en la concha, la hace gozar y que se muerda los labios, así siguen cachando con la germa de ladito y el masajista agarrándola por una pierna dándole duro por la concha desde atrás.