Se pone de puntillas para empujarse duro en la verga dándose duro en la concha

0 views

Con el churro negro sentado en la orilla dela cama se encuentra éste cuerazo de rodillas frente a él mamándole la verga y pasándole la lengua haciéndolo gozar mientras se la empuja hasta la garganta.
La hembra sube a la cama se abraza al machete para darse apasionados chapes, quiere seguir mamando se voltea formando un fabuloso 69 donde ambos puedan jalarse la tripa y ponerse más cachondos, así siguen cachando con el macho saliendo de la cama y la germa poniéndose doblada de puntillas para empujar la concha en la pinga.